LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 15 de enero de 2013

Los drabbles




XIII

Los drabbles


Un «drabble» también conocido como «microrrelato»— consiste en un pequeño escrito que, por lo general, posee un límite en su estructura que roza las cien palabras. Sin embargo, se acepta que en algunos casos lleguen a las quinientas e, incluso, seiscientas palabras. O bien, que únicamente presenten una sola línea. 

Contiene todos los elementos observados en un cuento (inicio, desarrollo y final; el clímax no se aborda textualmente), explícitos de una manera mucho más concisa que en este. Su inmensa brevedad se argumenta en el intento de sorprender al lector con una historia corta que, en poco espacio, consiga transmitir incluso más que un texto de gran extensión. Es decir, intentan decir mucho en poco. Son, por ende, un tipo de narración que se desarrolla por medio de acciones rápidas, inmediatas, mismas que servirán de plataforma a una idea oculta cualquiera que debe «sugerirse» al lector y no decir de forma literal. ¿Por qué? Pues porque él mismo será el encargado de interpretarlas como le plazca, tal cual sucede ante la belleza de un cuadro o de una escultura, o una película. Como punto final, podemos decir que la intención primordial de los drabbles es la de contrastar un hecho, en apariencia insignificante, con su verdadero y más recóndito sentido.

Pero lograr que una idea cualquiera quede bien plasmada en una muy reducida zona del papel sin perder su esencia… es algo que a muchos nos cuesta bastante hacer. Y pese a que en la creación de un drabble nada está totalmente dicho, sí hay algunas técnicas y/o consejos que nos pueden ayudar a concretar esta tarea. Por eso, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

- Utiliza un lenguaje claro y sencillo, y nunca te quedes corto con los sinónimos de las palabras; revisa bien sus significados, busca, rebusca, ¡infórmate! No te tomes esto a la ligera.

- Por ley, solo habrás de contarle al lector las partes esenciales de tu historia. Es decir, elige sabia y previamente qué acciones, sentimientos, etcétera, vas a plasmar en tu escrito, y todas aquellas cosas que se podrían inducir: las que serán un verdadero misterio. La idea es hacer que quien te lea sienta interés por imaginar lo que viene y lo complete con sus propias deducciones.  

- No olvides, por favor, que un drabble y, en general, todo tipo de historia corta, no será nunca el resumen de una narración larga. 

- No escojas más de dos o tres personajes para desenvolver tu trama, ni superes el máximo de dos escenarios posibles donde desarrollar toda la acción. Trata, si vas a escribir un drabble sobre un anime o manga, de conocer bien sus personalidades. Qué les gusta, qué no, cómo se expresan… para no disparar argumentos breves que disten de sus realidades. Aun si quieres apostar por los universos alternos.

- Si puedes y te sientes con la habilidad suficiente para ello (porque no es tan fácil como parece), juega con las cientos de figuras literarias existentes en nuestro basto idioma. Metáforas, comparaciones, sinestesia… En fin, que hay mucho de donde escoger. Eso sí, úsalas a conciencia.

- Presta atención al final: es demasiado importante. Si bien el principio de tu micro historia dará la base para que el lector entienda y se logre situar en el contexto que quieres presentar, el desenlace sí o sí lo va a tener que golpear. Se aconseja mucho tener en mente desde el comienzo cuáles serán la primera y la ultima palabra de tu escrito. 

- Por último, definirás el título a conciencia. Recuerda que este nunca es una síntesis del relato, sino más bien algo que compone una parte importante del mismo. Sugerentemente, deja que revele alguna parte que le faltaba a la historia.

Aquí les dejo un ejemplo de un drabble muy breve que se me ha ocurrido, a partir de estas premisas. Y no, no le puse título:

La cáscara de un melón. La foto de él y su hermana. El sudoku de hace dos días, mal hecho. Eso era todo lo que había sobre su cama el día que decidió ya no ir más a trabajar.
 
Y con estos pequeños datos, podremos al menos iniciarnos en el mundo de los drabbles. Como consejo, lee autores que ya hayan escrito microrrelatos y fíjate en cómo desenvuelven la acción y manejan el lenguaje. Si no les resulta a la primera no se desanimen, que todo suele costar un poco al principio. 
Nuevamente, les agradezco su interés y su tiempo. Recuerden que sus dudas son importantes para nosotros: ¡no teman hacer preguntas! 

¡Nos vemos en la próxima entrega!
Oh, cierto. Los invito a que participen en nuestro concurso de drabbles; la convocatoria aun está abierta. Vean las bases en el siguiente enlace:
http://tallerparaescritoresfanfiction.blogspot.mx/2012/12/convocatoria-de-drabbles.html

 --- 
Entrada hecha por 
 
 

0 comentarios :

Publicar un comentario